Dermatología Clínica


Acné - Rosácea

ACNÉ 

Que te ofrecemos para el tratamiento del acné

*Tratamiento Médico
*Limpieza e hidratación dermatológica
*Tratamiento Antiinflamatorio
*Microdermoabrasión
*Peeling químico
*Terapia láser para cicatrices
*Terapia con rellenos para inducción de colágeno


Esta enfermedad común de la piel, afecta frecuentemente los adolescentes, pero no es sólo limitada a este grupo, también puede presentarse a los 30, 40, 50 ó incluso más allá.  Aunque el pronóstico del acné en la mayoría de los casos es bueno, en algunos casos puede ser agresivo, dejando huellas severas que incluso pueden afectar la autoestima de la persona. Desafortunadamente , tanto para pacientes, padres y algunos médicos, no se le presta la debida atención, dejando secuelas como las cicatrices, si lo manejamos a tiempo y con un adecuado tratamiento prevenimos éstas últimas.

El acné se clasifica en


No inflamatorio: el cual presenta en la piel como puntos blancos y negros, llamados  comedones cerrados y abiertos respectivamente.

Inflamatorio : cuando existe  proliferación  de las  bacterias presentes en los folículos ocasionando lesiones inflamatorias como las pústulas, nódulos o quistes que tienden con frecuencia a dejar cicatrices residuales.

Las causas del acné son múltiples, entre ellas se encuentran:

Factores hereditarios, predisposición genética
Acumulación de sebo y células de la piel que no se descaman de la manera adecuada y taponan el conducto de salida de la glándula sebácea.
Aumento en el nivel de andrógenos (hormonas), que estimulan la producción de sebo.
Aumento de bacterias como el Propionibacterium acnes que irritan e inflaman la unidad pilosebácea.

TRATAMIENTO

Es importante acudir a Dermatología para iniciar un tratamiento efectivo, este puede ser aplicado o tomado o combinado según la severidad de la enfermedad.


Manejo Tópico

Están enfocados en mejorar la queratinización de la piel ,destapando los poros, disminuyendo la producción de sebo al igual que la cantidad de bacterias presentes en la piel.

Tratamientos Orales

Generalmente se usan antibióticos para disminuir la cantidad de bacterias que causan las lesiones inflamatorias del acné, es importante evitar su uso sin prescripción médica, para evitar la resistencia bacteriana, que podría hacer que cuándo realmente necesitamos un antibiótico, éste no funcione. 
Existen medicamentos que regulan la producción excesiva de andrógenos (hormonas), son usados en mujeres, deben elegirse adecuadamente porque de lo contrario pueden producir efectos no deseables .
Uno de los mejores medicamentos para el manejo del acné,  es el que atrofia las glándulas de la grasa disminuyendo la producción de sebo y regularizando el proceso de queratinización de la piel, que pueden ser casi curativos para esta patología, aunque siempre deben ser administrados por Dermatología con un exhaustivo seguimiento médico y de laboratorios, no se debe automedicar este medicamento debido a sus efectos secundarios.

Recomendaciones Generales

Es importante tener en cuenta estas indicaciones ya que en algunos casos pueden ser determinantes en el éxito del tratamiento.

Dieta: Durante muchos años se ha controvertido si la dieta tiene o no influencia en el acné, está comprobado que una dieta rica en carbohidratos ( azúcares y harinas simples) tiene un efecto proinflamatorio sobre la glándula sebácea llevando a una mayor inflamación de las lesiones activas y a la posibilidad de transformación de lesiones no inflamatorias en inflamatorias.
Ejercicio físico: El ejercicio físico constante regula los ritmos hormonales lo que lleva a una disminución en la secreción sebácea. El ejercicio físico extremo puede tener un efecto contrario. Está absolutamente contraindicado el uso de anabolizantes ya que agravan el acné y en pacientes que toman ISOTRETINOINA también está contraindicado el uso de proteínas  o complementos nutricionales adicionados por entrenadores físicos o en gimnasios.
Lavado de la piel: Es muy importante diariamente retirar el exceso de grasa que produce la piel en las personas con acné y mantenerla limpia, sin embargo un aseo muy exhaustivo puede tener un efecto paradójico incrementando la producción de sebo.
La selección de productos tanto para piel como para cabello debe ser cuidadosa, evitando productos oleosos, cremosos, comedogénicos o que taponen los poros.
Maquillaje: Cualquier tipo de maquillaje que produzca taponamiento del conducto de salida de la glándula sebácea empeora el acné, está prohibido el uso de base, polvos compactos, correctores. En algunos casos previa autorización del médico podrían utilizarse polvos sueltos. Para ocasiones especiales puede realizarse maquillaje/camuflaje.
El cabello: Debe lavarse con frecuencia para quitar el exceso de grasa. Muchas personas afectadas por acné dejan el pelo sobre su cara para ocultar las lesiones ,lo cual añade grasa a la piel y puede agravar el acné.
Extracción de la lesiones: Debido a que las espinillas dan un aspecto desagradable a la piel, los pacientes quieren hacerlo a la fuerza generando más inflamación, manchas y cicatrices. Este procedimiento debe ser autorizado por Dermatología y realizado por una persona experta en dermocosmética, cuando hacemos este tipo de procedimientos en casa o sitios sin el adecuado entrenamiento podemos obtener más irritación , inflamación y formación de nuevas lesiones al igual que cicatrices en muchas ocasiones irreversibles.